jueves, 13 de octubre de 2005

DJ Mister Jones



Pues eso, que me dije yo a mí mismo en voz baja que ya que tenía un teclado MIDI con tanta ruedecita y los programas de DJing para PC se habían inventado para algo podía probar suerte.

Un sa´bado en un pub de apertura a cierre a las 4. Así sin empujar con pan.

Lo primero que me preguntaron cuando cerramos fue que cuando quería volver.

No está mal.

lunes, 4 de julio de 2005

Finalista del Avalon

"Nueva Delhi fue un suburbio de Londres", relato que paría hace tres meses, ha quedado finalista en el prestigioso concurso Avalon de relato corto de Ciencia Ficción.
Lo que es como decir que de todos los concursantes he sido el que más cerca se ha quedado de pillar pasta y no lo ha conseguido.

Y mientras tanto, yo gastándome la pasta en sintes e interfaces de audio y demás... mira que para escribir con una libreta basta. ¿Por qué soy tan complicado?

martes, 21 de junio de 2005

La familia peligra

La familia peligra, y no es por culpa de los matrimonios gays. La familia peligra porque papá y mamá salen de casa a las 7 y pico de la mañana para trabajar y no vuelven hasta las 10, y así van a seguir mucho tiempo porque han firmado una condena a 30 años con interés variable para pagar una casita medianamente cerca de la ciudad (o sea, a una hora del curro atasco incluido).

Así que papá y mamá llegan medio en coma a casa, se tiran en el sofá y es entonces cuando se encuentran con unos niños que al parecer son suyos y un adulto por ahí rondando que ocupa parte del sitio de tu cama y se encierra en el baño justo cuando más falta te hace. Así que está la feliz familia en casa, y todos se miran y se preguntan: ¿y esta quién es? ¿y éste quién es? ¿Y ahora de qué hablo yo con este tío? ¿Qué me está contando? ¿Por qué cree que debería importarme lo que me está diciendo?

miércoles, 5 de enero de 2005

La gran alambrada con Marruecos


La frontera Melilla - Marruecos (puerto de Nador) al final de la playa de la Hípica. A sólo diez metros, banquitos para sentarse y admirar la playa.

Así es nuestra frontera.

Lo más curioso es que antes, hace quince años, esa alambrada no existía. Para pasar a Marruecos bastaba con saltar al agua por el lado equivocado.

Los tiempos cambian...
Se ha producido un error en este gadget.